Buceo en Asturias

El buceo en Asturias es una actividad que puede ser practicada muy fácilmente, tomando en cuenta que en esta región podrás encontrar una gran cantidad de playas, acantilados y arena. Para que disfrutes más del buceo, lo más recomendable es que lo practiques durante época estival, ya que la temperatura del agua tendrá aproximadamente 21 grados, a diferencia de la temporada de invierno, donde el agua puede llegar a unos 12 grados, lo que significa que estará muy fría.

¿Qué es el buceo Asturias?

Cuando hablamos de buceo, nos referimos a la acción de sumergirte en el agua con el uso de un equipamiento profesional, una actividad que es realizada por múltiples razones, como deportivas o científicas.

Sin embargo, en la actualidad cada vez son más las personas que han tomado la iniciativa de practicar buceo en Asturias, simplemente por diversión, ya que debajo del agua pueden tomarse fotos y ver un mundo espectacular que solo algunos privilegiados pueden observar.

¿Cuáles son los tipos de buceo Asturias?

  • Buceo libre: Se trata de un buceo donde tendrás que tomar cierta cantidad de aire, contenerlo y luego sumergirte en el agua manteniendo la respiración, tomando en cuenta que antes de que se te acabe el aire debes salir a la superficie para repetir lo mismo en varias oportunidades.

En este tipo de buceo no necesitas de ninguna indumentaria en específico, ya que se trata de una práctica muy sencilla, siendo esta la forma más antigua que los hombres utilizaban para obtener recursos naturales y alimentos.

  • Buceo automático: Para realizar este tipo de buceo tienes que llevar obligatoriamente una botella de oxígeno en tu espalda, siendo esta herramienta la que te va a permitir respirar en el agua sin ningún problema con el objetivo de que puedas permanecer más tiempo en el agua.
  • Buceo deportivo: Esta es una actividad que las personas realizan para conocer las profundidades del mar, siempre respetando el medio acuático y las medidas de seguridad para poder hacer buceo en Asturias.
  • Buceo recreativo: Se trata de una actividad turística que puede realizar cualquier persona que esté interesada en hacerlo. El principal objetivo es el disfrute de las personas y el contacto directo con la naturaleza.

Esta práctica es considerada como una de las más seguras por no ser capaz de hacerle daño a la naturaleza y mucho menos poner en riesgo la seguridad de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *