Fiestas de Nuestra Señora de Loreto

La villa y parroquia de Colunga, capital del concejo asturiano del mismo nombre, celebra el fin de semana del segundo domingo de julio, en torno a la capilla barroca (siglo XVII) de Nuestra Señora de Loreto en el barrio del mismo nombre, una fiesta con tradición para rendir culto a la Virgen de Loreto.
.Esta fiesta se desarrolla a lo largo de varios días con un programa de variadas e interesantes actividades lúdicas, culturales y religiosas.
La fiesta se inician el viernes con el chupinazo y la celebración de la primera verbena.
El domingo, Dia Grande de estas fiestas, se rememora cómo llegó la imagen románica a Colunga. Fue en 1633, cuando un bergantín, que venía desde Venecia, naufragó en Huerres. La imagen pasó muchos años enterrada en el castañéu de Espina hasta que en 1908 apareció tras el impacto de un rayo en la tierra, se recuperó y se trasladó a la capilla.
Comienza la jornada festiva con el tradicional pasacalles que da paso a la misa que se celebra en la iglesia de San Cristóbal. Los colunguesos aportan tres ramos que son bendecidos durante la ceremonia. Un vez finalizada comienza la procesión. A la cabeza la Virgen, a continuación el ramo de los niños y tras él los dos ramos de lo adultos, adornados con los roscos de pan y los bollos preñados.
Cierran la procesión la imagen de Nuestra Señora de Loreto y el resto de los participantes. Las canciones resuenan a lo largo de todo el recorrido, pero la mayor, la Salve, tiene lugar cuando la imagen llega al campo de Loreto y devuelven a la Virgen a su capilla hasta el año próximo.
Cuando estos actos terminan se subasta el ramo y da comienzo una animada romería.
El jueves siguiente a las fiestas tiene lugar las “cancios de chigre”, una serie de canciones populares para cantar con los amigos, de bar en bar, tomando unos culines de sidra y un pinchín de tortilla.

Evalúa y escribe una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *