Turismo y alojamiento en casas rurales de Asturias

Una tendencia que ha ido creciendo en los últimos años es el turismo rural en Asturias, pueblos no urbanizados y que conservan mucho de la...

Una tendencia que ha ido creciendo en los últimos años es el turismo rural en Asturias, pueblos no urbanizados y que conservan mucho de la cultura y tradiciones propias que no han sido alteradas por la industrialización, esto además con el atractivo de lugares de importancia cultural e histórica que se pueden encontrar en el lugar y que son preservados por los mismos habitantes. Es gracias al alojamiento en casas rurales que los turistas de muchas partes pueden visitar y conocer estos bellos pueblos.

Si bien la marcada cultura y lugares interesantes que nos podemos encontrar en las comunidades rurales alejadas no eran desconocidas para los viajantes aventureros, algo que limitaba el turismo era la falta de servicios que pudieran hacer factible el visitar el lugar, y ante la falta de hoteles, las casas rurales pasaron a convertirse en servicios de alojamiento turístico.

La modalidad de negocio de las casas rurales puede resultar bastante interesante desde el punto de vista del turista, ya que estas no suelen ser hoteles, los mismos habitantes ofrecen el servicio de alojamiento a turistas en sus propias casas, por lo que el turista no solo puede visitar el pueblo, sino que puede convivir directamente con los habitantes, participar en sus costumbres y asistir a las celebraciones y fiestas que se dan a lo largo del año como si fuera un lugareño más.

Aunque por supuesto, aunque con una oferta más reducida, se pueden contratar casas rurales personales. Los turistas también se pueden alojar en estancias donde pueden compartir unos días con varias familias, tanto habitantes y gestionadores de la estancia, como también otros turistas.

Algunas de las actividades más comunes de estos pueblos rurales con atractivo turístico son la cría de animales de granja, así como la siembra de alimentos, y que combinado con naturaleza por todos lados, dan un toque especial y hacen una experiencia interesante alojarse en casas rurales y conocer este tipo de pueblos.

La derrama económica que representa el turismo rural permite que los lugares de carácter histórico y cultural puedan ser conservados, comúnmente por la misma comunidad, esto junto también con la preservación también de sus costumbres y tradiciones que son por si mismas el atractivo principal de estos pueblos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *